La meva llista de blocs

25 juny 2009

Millora del Rendiment en Ciclisme

Font: Biolaster 18/06/09

"La realización de un Entrenamiento de Hipoxia Intermitente en reposo, durante 1 hora al día, 5 días a la semana y 3 semanas de duración, mejora el rendimiento de fondo en ciclistas y triatletas de competición. Este es el resultado de un estudio realizado por Bonetti y colaboradores, del Instituto de Investigación en Deporte y Recreación de Nueva Zelanda, que ha sido publicado en el International Journal of Sports Physiology and Performance.
Bonetti y colaboradores han realizado un estudio en el que han participado 27 ciclistas y triatletas de nivel competitivo, con el fin de comprobar la eficacia de un programa de entrenamiento de hipoxia intermitente sobre el rendimiento en bicicleta y de evaluar si es más efectiva la realización de protocolos de hipoxia intermitente en los que las alternancias entre hipoxia y normoxia son de 3 minutos o de 5 minutos.
Tras el estudio se concluye que la realización de 15 sesiones de 60 minutos de hipoxia intermitente en 3 semanas, da lugar a una mejora del rendimiento en relación a un grupo control que estaba realizando el mismo entrenamiento físico, pero que no hay diferencias significativas entre la realización de intervalos de hipoxia-normoxia de 3 minutos o de 5 minutos.

El estudio publicado con el título Cycling Performance Following Adaptation to Two Protocols of Acutely Intermittent Hypoxia en la revista International Journal of Sports Physiology and Performance, es de interés para todos aquellos que estudian los efectos de la hipoxia sobre el rendimiento y la traducción del abstract es el siguiente:

Evolución del Rendimiento en Ciclismo tras la Adaptación a dos protocolos de hipoxia aguda intermitente

Objetivo:
La adaptación a la exposición hipóxica aguda intermitente parece que vale la pena para producir mejoras en el rendimiento de resistencia, pero la actual duración de 5 minutos de la hipoxia y los intervalos de recuperación puede no ser óptima.

Métodos:
Dieciocho hombres ciclistas y triatletas de nivel competitivo fueron asignados al azar a uno de los dos grupos de hipoxia intermitente, mientras otros nueve deportistas de nivel similar representaron un grupo de control. Los deportistas que realizaron hipoxia fueron expuestos a 60 minutos por día de hipoxia intermitente consistente en la alternancia entre intervalos de hipoxia y de normoxia con duraciones de 3 ó 5 minutos según el grupo asignado. Las exposiciones se realizaron en reposo durante 5 días consecutivos por semana durante 3 semanas. La saturación de oxígeno, monitorizada mediante pulsioximetría, se redujo progresivamente de 90% (día 1) al 76% (día 15). Todos los deportistas mantuvieron su habitual entrenamiento del período competitivo en el que se encontraban a lo largo del estudio. Tests incrementales y repetidas pruebas de sprint se realizaron previamente al estudio, 3 días post-hipoxia, y 14 días post-hipoxia. Se tomaron igualmente muestras de sangre venosa en reposo, pre-estudio, intra-estudio, y post-estudio.

Resultados:
No hubo diferencias claras entre los efectos de los dos tipos de tratamiento hipóxico en el rendimiento o sobre diferentess medidas de transporte de oxígeno, hematopoyesis, e inflamación. En comparación con el grupo control, el conjunto de grupos de hipoxia mostraron mejoras claras en la potencia máxima (4,7%; límites de confianza del 90%, ± 3,1%), relación lactato-potencia (4,4% ± 3,0%), y relación frecuencia cardíaca-potencia (6,5% ± 5,3%) a los 3 días postintervención, pero a los 14 días los efectos no son claros. Los cambios en otras mediciones a los 3 y 14 días postintervención fueron leves o poco claros.

Conclusión:
La hipoxia aguda intermitente produce una sustancial mejora en el rendimiento de resistencia, pero el beneficio relativo de los intervalos de exposición de 3 - frente a 5-minutos sigue siendo poco claro."